Perspectivas extranjeras (II): George Orwell en la Guerra Civil

En diciembre de 1936, George Orwell llegó a Barcelona y se unió a la milicia del POUM. A pesar de que su propósito, en un principio, fue ser corresponsal de guerra, el ambiente revolucionario y su deseo de luchar contra el fascismo le llevaron a alistarse en las milicias populares para después combatir en el frente de guerra.

Homenaje a Cataluña, obra escrita seis meses después de su salida de España, es un crónica de sus experiencias en la Guerra Civil española y un testimonio sobre la falta de armas, de comida, de equipamiento y de formación militar que sufría el país a su llegada y que sufriría a lo largo de la contienda. La descripción de las condiciones de vida que padecían los milicianos en la sierra de Huesca supone un punto de vista distinto del conflicto, donde el autor muestra la otra cara de la guerra: la espera, el hambre, el frío y la falta de higiene.

Orwell combatió en el frente de Aragón en la guerra de trincheras, en la que, debido a la distancia entre los dos bandos y a la escasez de equipamiento en buenas condiciones, era común que la frecuencia de combate y actividad fuera baja. Las armas eran antiguas y no disponían de cartuchos o granadas suficientes. Cada disparo era calculado, y la falta de formación de los milicianos suponía que se hirieran muchas veces a ellos mismos. Por supuesto, el bando golpista contaba con mejores medios, pero tampoco atacaban, lo que resultaba desesperante para muchos.

Sin embargo, no ocurría lo mismo en Madrid: el conflicto se desarrollaba por otras vías y por ello Orwell quería el traslado. La situación en Madrid era muy distinta, no solo en lo que se refiere a los combates, sino a la realidad política. Barcelona cambió en los meses en los que Orwell estuvo en el frente, y así lo describe él, en su estupefacción. El ambiente obrero de la Barcelona de principios de la guerra había sido sustituido por el restablecimiento de clases y una desconfianza entre los distintos partidos que se oponían a los golpistas.

«Ese contraste entre riqueza y pobreza habría sido inconcebible unos meses antes, cuando los trabajadores estaban o parecían estar al mando. No obstante, sería injusto atribuirlo únicamente a los cambios políticos. En parte se debía a la seguridad con que se vivía en Barcelona, donde, salvo algún ataque aéreo ocasional, apenas había nada que le recordase a uno la guerra. Todos los que habían estado en Madrid decían que allí las cosas eran muy diferentes. En Madrid, el peligro constante obligaba a gente muy distinta a sentir cierta camaradería. Un gordo zampándose unas codornices mientras los niños mendigan pan es un espectáculo repulsivo, pero es menos probable verlo cuando se oye el ruido de los disparos».

A su vuelta del frente, y con una semana de permiso, Orwell se encontró en una Barcelona desconocida para él. Pocos días después de su llegada tendrían lugar los Hechos de Mayo, y su participación en los enfrentamientos cambió por completo su visión de la guerra. Los combates entre anarquistas, trotskistas y el gobierno de la República por el control de la ciudad provocaron numerosas muertes, encarcelamientos en masa y la pérdida del poder obrero. Se exigió la supresión del POUM, y la Barcelona anarquista se convirtió en republicana.

«Nadie que estuviese en Barcelona por aquel entonces o en los meses siguientes olvidará el clima tan horrible que produjeron el temor, la sospecha, el odio, los periódicos censurados, las cárceles atestadas, las largas colas para comprar comida y los grupos de hombres armados que recorrían las calles».

Aunque su seguridad, debido a su condición de extranjero y pertenencia al POUM, estaba en juego, Orwell volvió al frente. En pleno fuego cruzado fue herido en una trinchera. Una bala le atravesó el cuello, dañándole los nervios del brazo, y provocó que fuera considerado inútil para la lucha. A su vuelta a Barcelona, meses después, el POUM fue declarado ilegal por la República (se afirmó que era una organización fascista encubierta), hecho que desembocó en la búsqueda y captura de todos sus miembros. Muchos de sus integrantes fueron encarcelados y fusilados, pero Orwell, gracias a su mujer y al embajador británico, escapó y huyó a Francia en junio de 1937.

«Parecerá una locura, pero lo único que deseábamos era volver a España. Aunque no habríamos ayudado a nadie y habría sido muy peligroso, ambos deseábamos habernos quedado y que nos hubieran encerrado con los demás».

Homenaje a Cataluña tardó más de treinta años en ser publicada en España, y la primera edición, de 1970, fue terriblemente censurada. Pero el dato más alarmante no es ese (hay que recordar que la dictadura franquista no se impuso hasta 1975), sino que la versión censurada siguió publicándose hasta el año 2003. La incomodidad que provocaba el testimonio de Orwell en varios sectores políticos hizo que se desmintieran sus palabras y se ignorara la obra. Es cierto, y así lo advierte el autor en varias ocasiones: muchos datos están distorsionados por un conocimiento parcial de los acontecimientos, pero es necesario reflexionar sobre este hecho leyendo la obra, y obtener así una opinión crítica de lo sucedido.

«Esta guerra, en la que desempeñé un papel tan irrelevante, me ha dejado sobre todo malos recuerdos, y sin embargo no me hubiera gustado perdérmela. Cuando se asiste a un desastre semejante —e independiente de quién salga victorioso, estoy convencido de que la guerra de España demostrará haber sido un desastre más allá de los heridos y los muertos—, no hay por qué acabar sumido en la desilusión y el cinismo».

Bibliografía:

LÁZARO, Alberto. (2001). The Road from George Orwell: His Archievement and Legacy, Peter Lang, Berna.

ORWELL, George. (2016). Homenaje a Cataluña, Debolsillo, Barcelona, 2016.

Anuncios

Un comentario en “Perspectivas extranjeras (II): George Orwell en la Guerra Civil

  1. Pingback: LA LITERATURA EN GUERRA: UNA PERSPECTIVA DESDE AMBOS BANDOS | Acero de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s