La política en el Premio Nacional de Literatura

Como ya os hemos contado alguna vez, José Herrera Petere ganó el Premio Nacional de Literatura en 1938 por su novela Acero de Madrid. En aquellos tiempos, se llamaba «Concurso Nacional de la Literatura», y era convocado por el Ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes. Hoy en día, el premio lo convoca el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través de la Subdirección General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas. El objetivo de este premio, según sus promotores, es el siguiente:

«….estimular la creación literaria mediante el reconocimiento público de la labor de los autores cuyas obras han destacado especialmente a juicio de un jurado de expertos en cada modalidad.»

El hecho que no hubiera un premio el año anterior, en 1937, ni el año que siguió, 1939, refleja el período inestable para un gobierno que luchaba por aferrarse a la República. Si acudimos a los datos de aquel turbulento año, el recuento difiere del resultado final del premio en 1938. La mayoría de las fuentes dicen que Petere compartió el premio con Antonio Sánchez Barbudo (por su obra Entre de Fuegos) y César Arconada (por su novela Río Tajo). Finalmente, el registro oficial del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte muestra que Petere ganó el premio en la categoría del «reportaje», y que Arconada y Sánchez Barbudo fueron segundos en sus categorías respectivas.

registrodepremios

Los tiempos han cambiado desde entonces. Los ganadores del Concurso Nacional de la Literatura hace más de 80 años recibían un premio de alrededor de 6.000 pesetas, recompensa que ha incrementado considerablemente hoy en día: el escritor ganador del Premio Nacional recibe una dotación de hasta 20.000 euros. En cuanto a las categorías, la temática del premio variaba en cada convocatoria desde su primer año. Cuando Petere ganó, las categorías fueron reportaje, cuentos infantiles, guiones de cine, novelas, teatro y poemas de guerra, muy acorde con la situación política y social del momento. A día de hoy, sin embargo, las categorías del premio incluyen literatura traducida, dramática, infantil y juvenil, poesía y cómic.

Es remarcable que hubiera una categoría entera dedicada a poemas de guerra, algo muy condicionado por la situación político-social. Pero además, a lo largo de los años hubo muchas otras categorías con la misma temática. En la categoría de novelas estaba Río Tajo de César Arconada (que cuenta la experiencia de un pastor y una heredera durante la guerra civil) y Madrid, Tumba del Fascismo de Maximiliano Álvarez. También surgieron obras como Antes de Trincheras de Manuel Villegas y Defensa de la Tierra de Juan Plaza en la clasificación de guiones de cine.

Petere fue exilado un año después la publicación de Acero de Madrid y de su victoria en el premio. Tristemente, otros artistas cercanos, compañeros de Petere, sufrieron destinos similares o peores: Alberti, Lorca y Miguel Hernández fueron detenidos y asesinados. Así se marcó el comienzo de la censura bajo el franquismo.

Anuncios

Un comentario en “La política en el Premio Nacional de Literatura

  1. Pingback: LA LITERATURA EN GUERRA: UNA PERSPECTIVA DESDE AMBOS BANDOS | Acero de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s