El silencio de una nación: la memoria histórica.

10-febrero-10blog1

Ilustración: Manel Fontdevila

En España, la Guerra Civil y posteriormente el período de la posguerra marcó no solo a las generaciones de la sociedad española del siglo XX sino también a las siguientes, todavía temerosas de hablar, además del pasado, también de la memoria histórica: la manida frase de que la historia la escriben los vencedores se demuestra de este modo con cada debate que toca el tema de la guerra ocurrida entre el 36 y el 39 y de las políticas posteriores que se aplicaron al respecto.

El final de la Guerra Civil con el conocido «parte de la victoria» firmado en Burgos por Francisco Franco en 1939 no fue realmente un final, sino el principio de una nueva guerra contra la que no se podía luchar: la represión, la persecución realizada contra todo opositor político al régimen establecido, persecución amparada en que todo el poder recaía en las manos del Generalísimo, quien dominaba casi cada aspecto de la España del momento. En ese tiempo se buscó la destrucción de cualquier opinión, hecho o reconstrucción de lo sucedido en la Guerra que no fuera la que imponía el régimen dominante. «La concepción revanchista del régimen franquista impulsó una maquinaria represiva que se extendió por todos los rincones de la sociedad de su época, desde la educación al mundo laboral, impregnando la práctica totalidad de la vida cotidiana de los españoles» (Ortega y Pérez Pérez). Y no solo en ese tiempo: todavía ahora la opinión contraria a la ya establecida acerca de la guerra es una opinión que se trata de destruir, de reprimir desde varios colectivos.

Con la memoria histórica —un término que causa revuelo, detractores y defensores por igual con solo su mera mención— se busca devolver a los españoles un pasado perdido, tratando de explicar el presente gracias a él, utilizando relatos orales de supervivientes para reconstruir una parte de la historia que fue ocultada por la fuerza. Poco a poco se están tratando de desempolvar aquellos sucesos que fueron condenados al olvido, forzados a ser ocultados para poder, simplemente, sobrevivir, para volver a mostrarlos a la sociedad.

Y sin embargo, aunque la realidad de esa opresión es clara, el hecho de la represión brutal que se hizo sobre España, de institucionalización de la «no memoria», es un hecho que todavía hoy en día es puesto en duda por numerosos grupos (sobre todo políticos), incluso a pesar de que cada vez más personas levantan sus voces para recordar los aspectos más oscuros de un pasado reciente, para reconstruir la historia pasada y para defender a todos aquellos que en plena guerra y en la Transición lucharon con fuerza para defender las libertades de las que hoy gozamos. Y lo que es más: no solo es esa represión puesta en duda sino que todavía se trata de fingir que no existió, tratando de negar la importancia de las asociaciones que se dedican a la búsqueda de la memoria histórica, de la otra verdad que por tanto tiempo se ocultó.

A pesar de ser un campo empírico perfectamente útil para complementar y combatir la mirada vencedora impuesta sobre la sociedad, la memoria histórica sigue manteniéndose como tema tabú.

Pero ¿por cuánto tiempo más se va a permitir esto? La lucha por reescribir nuestra historia sigue en pie, cada vez con más fuerza…

Bibliografía

Artículo recuperado de: http://centresderecerca.uab.cat/cefid/sites/centresderecerca.uab.cat.cefid/files/comunicIII-4.pdf

BUENO ARÚS, F. (1978). «Las prisiones españolas desde la guerra civil hasta nuestros dias. Evolución, situación actual y reformas necesarias». Historia 16, extra VII, octubre: 114-137.

SABÍN, J.M. (1996). Prisión y muerte en la España de postguerra. Madrid: Anaya & Mario Muchnik.

Anuncios

4 comentarios en “El silencio de una nación: la memoria histórica.

  1. Pingback: Perspectivas extranjeras (I): Por quién doblan las campanas de Ernest Hemingway | Acero de Madrid

  2. Pingback: La Guerra Civil en las aulas | Acero de Madrid

  3. Pingback: Calles facistas | Acero de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s