Andén 0: la Guerra Civil en el metro.

Resulta impactante saber cómo el metro, algo tan «actual», y la Guerra Civil, algo tan «lejano», convivieron estrecha y violentamente en nuestra historia.

20170310_174925

En la estación fantasma de Chamberí, una parte del espacio Andén 0, se proclama que el «Metro de Madrid nació para unir a sus ciudadanos», una concepción que se rompió cuando terminó refugiando a parte de su ciudadanía de la violencia del resto.

En 1913 los señores Echarte, Mendoza y Otamendi gestaron por primera vez la idea del suburbano. Todavía faltaban 23 años para que la Guerra Civil comenzara, y el metro en Madrid ya era una posibilidad.

metrologo2

Solo tres años después, en 1917, consiguieron recaudar el suficiente dinero para llevar a cabo el proyecto, tras un crowdfunding que comenzó con 4 millones de pesetas del Banco de Vizcaya y que se vino arriba en popularidad con la donación de 1 millón de pesetas por parte del rey Alfonso XIII. Una vez se aprobó la creación del metro, como la burocracia era tan lenta en aquellos tiempos (no como ahora…), las primeras obras se hicieron ocultas, de noche y sin los papeles en regla. La Compañía Metropolitano Alfonso XIII cumplió sus plazos y abrió al público en 1919. Fue todo un éxito en sus inicios y abrió el camino al progreso.

20170310_174002

Parte del mantenimiento económico del metro de entonces era sorprendentemente similar al nuestro: una gran fuente de su financiación venía de la publicidad en los andenes, anuncios pintados a mano en los característicos adoquines.

20170310_175928

Sin embargo, en ese tiempo los fallos en el metro por las insuficiencias en el suministro eléctrico eran muy comunes, así que se buscó el modo de suplir esa energía u obtenerla de otro lugar. Así nació, entre 1922 y 1923, la Nave de motores del Metro de Madrid, una instalación industrial cuyo fin era proporcionar un servicio más completo a la red de metro generando su propia energía eléctrica.

Nave-motores-pacífico1

Con la proclamación de la República en 1931, por razones comprensibles, se cambió el nombre del metro a Compañía Metropolitano de Madrid: una red de 3 líneas con 54.331 km de recorrido. Tristemente, la Guerra Civil frenó la expansión programada para sus raíles hasta la futura apertura de la línea 4, en un lejano 1944.

AAaaa

Sus túneles pasaron de transportar ciudadanos a transportar amigos y enemigos, a republicanos, comunistas, falangistas, fascistas… y también a heridos y muertos. Las bombas dañaron gravemente las instalaciones del metro y dejaron a muchas personas sin casa y hogar, por lo que el metro fue un refugio recurrente para ellas; y los vagones de metro se convirtieron en ambulancias subterráneas del Socorro Rojo Internacional. Sin embargo, las insalubres condiciones de vida durante la guerra obligaron a limitar el uso de las instalaciones del metro: se convirtió en un refugio antiaéreo, accesible solo cuando sonaba la alarma de bomba.

20170310_175435

De nuevo, fue la maquinaria de la Nave de motores la que, bajo el nombre de Compañía Unión Eléctrica Madrileña, proporcionó energía suficiente no solo para permitir el funcionamiento del suburbano, sino también para abastecer a toda la ciudad de Madrid.

maquina3

Las líneas 4, 5 y 7 abrieron a lo largo de la dictadura de Franco, y tres años después de su muerte, en 1978 y con la democracia, el metro no dejaba de decaer en popularidad: el Estado tuvo que intervenir por sus problemas financieros, y de este modo pasó a ser parte de la Comunidad de Madrid, tal y como sigue a día de hoy en 2017. Del mismo modo, la Nave de motores quedó lentamente en desuso: en los 50 dejó de producir energía y se claurusó en 1972. Efectivamente, los motores (junto con la conocida como «estación fantasma») ya no están en funcionamiento, y forman parte de la historia de la arqueología industrial madrileña.

Por todo esto, a pesar de que se insista en pensar en la Guerra Civil como algo lejano, hay que tener en cuenta que convivió con algo tan normal para nosotros como el metro, que en ese tiempo no fue solo un servicio práctico, sino una posibilidad para sobrevivir.

Mentro1919Aaaa2

Anuncios

2 comentarios en “Andén 0: la Guerra Civil en el metro.

  1. Pingback: Suya mi guerra | Acero de Madrid

  2. Pingback: Canciones en la Guerra Civil Española | Acero de Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s